Ir a contenido
LOS FRAUDES ELECTRÓNICOS MÁS COMUNES

LOS FRAUDES ELECTRÓNICOS MÁS COMUNES

Hoy en día a nivel mundial se cometen muchos fraudes electrónicos, esto es debido a las miles de personas que diariamente se suman al uso del mundo virtual sin tomar las precauciones adecuadas. Entre los más usuales se encuentran el robo de identidad, el phishing, el vishing y el smishing.
En el caso de las tiendas en línea, es necesario estar informados a fondo de las distintas modalidades de fraude; para que así, puedan tomar las medidas correspondientes para brindarles seguridad y confianza a sus clientes y prospectos.
Así mismo, poder conocer como obtener una validación transaccional optima de los clientes que compran con sus tarjetas y entender de que forma se puede tener un e-commerce totalmente seguro.

El robo de identidad

Es la usurpación o apropiación de la identidad personal y de las tarjetas de crédito, sin el permiso del individuo. En la mayoría de estos casos, se usa para compras en línea o abrir otras cuentas a su nombre.

En muchas ocasiones esto se da porque los usuarios dejan facturas a la vista u otro tipo de documentos en donde se encuentra información personal, reciben llamadas de ladrones haciéndose pasar por bancos y el robo de celulares en donde hay guardadas contraseñas a nivel financiero.

Phishing

Este término proviene de la palabra inglesa “fishing”, que significa pesca y es el robo de datos personales que se da a través de hackers que envían correos electrónicos fraudulentos o enlaces por medio de correos sospechosos, con el objetivo de obtener contraseñas de cuentas bancarias y números de tarjetas de crédito.

Vishing

Esta modalidad consiste en robar la identidad de los usuarios por medio de una voz IP que simula la llamada de una entidad financiera, de tal forma que se engaña al individuo para que este sea capaz de brindarle todo tipo de información confidencial como número de identificación, contraseñas, números de tarjetas y demás.

Smishing

Este tipo de fraude ocurre a través de mensajes de texto y consiste básicamente en invitar al usuario clics en enlaces fraudulentos para estafarlos, robando contraseñas de banco y de correos electrónicos, en muchas ocasiones incurren en la modalidad de enviar formularios para participar por premios o aprovechar una oferta de una tienda en línea y el usuario deba llenarlos.


En ninguna de estas modalidades el usuario está exento de caer, por ello, es importante que como dueño de una tienda en línea les informes a tus usuarios sobre las distintas modalidades de robo por Internet, ya que, mostrando protección hacia tus usuarios puedes lograr ganarte la confianza y fidelización de tus stakeholders con tu marca, reflejando siempre el compromiso con tus clientes.

Artículo anterior Monetiza tu negocio en línea con la ayuda de Instagram
Artículo siguiente Google: búsqueda por imágenes